¿Cómo ligar a una mujer casada o comprometida?

Aquí venimos a lo que venimos...

¿Te gusta una mujer, pero tiene marido? En ese caso es probable que tengas muchas dudas sobre cómo actuar con ella.

No te preocupes por nada, porque en este post vamos a explicarte cómo ligar con una mujer casada.

Tan solo tienes que seguir unos trucos, y en realidad son más fáciles de lo que piensas...

Anímate, ¡nada es imposible!

En este artículo aprenderás:

    10 Técnicas para ligar con una mujer casada ¡caerá a tus pies!

    A la hora de ligar con una mujer comprometida es normal que te hagas muchas preguntas, ya que hay una dificultad añadida: que tiene pareja.

    Pero justo por eso, es fundamental que tengas en cuenta los consejos que vamos a darte a continuación:

    1. Sé precavido en tu conquista

    En ningún momento puedes olvidar que estás intentando ligar con una mujer casada, por lo que tus técnicas de seducción no pueden ser las mismas que con una persona que está libre.

    Por ejemplo, no puedes pretender que acceda tan de forma libre a quedar contigo en un restaurante cercano a su domicilio... obvio, ¿verdad?

    Quizás no tenga problema en tomarse algo contigo, pero lo más probable es que prefiera hacerlo incluso fuera de la ciudad en la que vive.

    Además, debes tener presente que quizás rechace tu invitación por miedo y no porque no le gustes. Puede ser que aunque le parezcas interesante, no tenga claro que quiera romper su matrimonio.

    También puede ocurrir que no desee hacerle daño a su marido, y al menos por el momento ponga esto por encima de sus propios deseos.

    Por ello te va a tocar tener paciencia y mucho ojo, para ver qué pasa.

    2. Proponle planes para los dos solos

    Decirle a una mujer libre si quiere ir contigo y con tus amigos a la sierra puede parecerle un detallazo por tu parte, y dejarle muy claro el interés que tienes por ella.

    Pero cuando se trata de una mujer casada, la cosa cambia y bastante.

    Si le propones algo así, puede pensar que eres una persona muy imprudente, o lo que es peor, a la que no le importa las consecuencias que tenga la situación para ella.

    A la hora de intentar ligar a una mujer casada, la discreción es lo primero.

    No está mal que le propongas que cenéis, pero piensa que por sus circunstancias, debéis hacerlo los dos solos.

    Por cierto, que en estos casos es muy importante que la dejes a ella escoger el lugar si lo desea.

    Quizás no dude de que ese sitio al que quieres llevarla es maravilloso, pero igual conoce a alguien que vive cerca y eso puede traerle problemas.

    Recuerda en todo momento que ella tiene pareja, y que por eso tiene unas necesidades especiales a la hora de quedar contigo.

    3. Fuera prisas

    Empezar a "cortejar" a una mujer casada no tiene nada que ver con hacerlo con una mujer que no lo está.

    Por mucho que puedas gustarle a esa mujer, lo más seguro es que tenga que pensarse mucho romper su matrimonio.

    Dejar atrás una relación en la que hay una convivencia, y en la que se ha tomado una decisión tan importante como es casarse, no suele ser fácil.

    Además es muy posible que para dar un paso así no se conforme con que tú le atraigas, y que necesite comprobar que eres una persona que al margen de esto, realmente puede merecer la pena.

    Es decir, probablemente necesite conocerte más antes de decidir tener una relación contigo y cortar la que tenía antes, por lo que la paciencia no te debe faltar.

    4. Marca la diferencia respecto a su pareja

    Cómo conquistar a una mujer casada

    Suena competitivo, pero es que tienes que tener presente que te has metido en una batalla. Sentimental, por supuesto, pero no deja de ser una batalla.

    Si quieres que una mujer que tiene otra relación se fije en ti, e incluso valore la posibilidad de estar contigo, tienes que parecerle mejor que su marido.

    No se trata de que finjas ser otra persona que realmente no eres, ya que eso no tardaría mucho en descubrirse y además, no es cómodo para nadie.

    Simplemente tienes que indagar un poco sobre cómo es su marido y cuáles son los puntos en los que la relación de ella con él no va bien, para poder mostrarle en qué puede ser mucho mejor estar contigo.

    Ojo, que eso de investigar tienes que hacerlo con mucha sutileza. A ella no le gustaría saber que vas por ahí preguntando cosas sobre su marido o su matrimonio. Pero si tienes alguna forma de enterarte de lo que te interesa con disimulo, recuerda aquello de que la información es poder.

    5. Respeta su libertad

    Una de las razones por las que se puede terminar un matrimonio es porque una de las dos personas se vea muy limitada en lo que realmente le gustaría hacer.

    Pero tener una relación no tiene que ser sinónimo de no poder tener aficiones o quedar con tus amistades.

    Así que si estás tratando de seducir a una mujer casada, en ningún momento puede verte como esa persona que de una forma o de otra restringirá su libertad.

    Si te habla de un viaje que quiere hacer con sus amigas, por poner un ejemplo, tú no puedes ser un obstáculo.

    Por cierto, que aunque te damos este consejo porque estás metido en una conquista especialmente complicada y queremos hablarte de todo lo que tienes que tener en cuenta para que te salga bien, es evidente que también tienes que respetar la libertad de cualquier otra mujer a la que puedas querer conquistar, aunque no esté casada.

    6. Cuidado a la hora de hacerle un regaloCómo conquistar a una mujer casada para hacer el amor

    Esto no significa que no puedas tener un detalle con esa mujer casada que te gusta, pero desde luego tienes que pensar muy bien en todo.

    En ningún caso puedes hacerle un regalo que pueda crearle problemas con su marido, como por ejemplo un viaje contigo que no pueda justificar.

    Si haces algo así no debería extrañarte que lo rechace, e incluso que pienses que estás un poco loco...

    Tampoco es recomendable que le hagas un regalo que tenga que tener escondido, ya que entonces valorará el detalle pero no lo va a disfrutar.

    Piensa en algo que pueda parecer que se ha comprado ella misma y que pueda pasar desapercibido.

    7. Escucha lo que tenga que decirte

    Tanto si es una mujer sin compromiso como si está casada es importante escucharla, solo que en este último caso, quizás tenga cosas especialmente importantes que contarte.

    Date cuenta de que si le gustas pero tiene marido, puede sentirse muy mal por la situación que está viviendo.

    Así que debes intentar ser empático en todo momento con lo que dice y siente.

    8. No dejes que caigáis en la rutina

    Cómo conquistar a una mujer casada con hijos
    Cómo conquistar a una mujer casada con hijos

    La monotonía puede hacer mucho daño a un matrimonio, y una mujer casada puede saber mucho de eso.

    Por esa razón, a la hora de conquistar a una mujer casada no puedes seguir una rutina que la aburra, ya que quizás le recuerdes a ese marido del que ya no está enamorada.

    Por eso no es buena idea que hagáis siempre las mismas cosas o habléis de los mismos temas.

    Trata de llevar un poco de chispa a su vida, ya que es muy posible que sea algo que en estos momentos le falte.

    9. Si conoces a sus hijos, gánatelos también

    Para cualquier persona sus hijos son lo más importante del mundo, por lo que si esa mujer casada con la que quieres estar es madre, recuerda siempre que sus hijos y ellas son como un pack.

    Esto significa que si ella te permite que los conozcas (eso ocurrirá sobre todo si son muy pequeños), debes tenerlos tan presentes como a ella misma.

    Juega con ellos, ten algún pequeño detalle (sin tratar de comprarlos), y mímalos en la medida en que te resulte posible.

    Además esto en realidad no debería ser un truco, sino una actitud que tienes que mantener si consigues tu objetivo y comienzas una relación con esa mujer.

    Y si tiene hijos mayores y tiene tanta confianza con ellos como para presentártelos, y ellos saben lo que hay entre vosotros, déjales claro que su madre de verdad te importa y que ella no es un capricho para ti.

    Quizás les cueste tiempo aceptarte, pero será un tanto a tu favor que vean que vas en serio con ella.

    10. Mide muy bien los tiempos

    Cómo conquistar a una mujer casada difícil

    Como hemos comentado ya, para conquistar a una mujer casada hay que ser paciente.

    Pero también tienes que valorar si la cosa se está haciendo demasiado larga, porque en ese caso corres el riesgo de que la situación se enfríe y paséis a la friendzone. Y ese no era tu objetivo.

    Por eso, si crees que ha pasado un tiempo prudencial y la cosa no ha avanzado, plantéate hablar con ella y decirle que no puedes esperar mucho tiempo más.

    Tampoco es justo que pierdas tu tiempo con una persona que quizás no vaya a decidirse nunca.

    Ya sabes cómo ligar a una mujer casada...

    ¿Lo has conseguido ya? En ese caso recuerda que tienes que seguir cuidando los detalles para que sepa que ha tomado una buena decisión...

    Por ejemplo puedes decirle frases como las que vas a encontrar en el siguiente post, ¡y se derretirá de amor por ti!

    50 Mejores frases de amor para mi novio o novia para enamorarlo/a ♡

     

    * Imágenes by Shutterstock

    También te puede interesar:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para asegurar una mejor experiencia cuando navegues por nuestra página web. + Info