Amigos con derecho a roce: ¿en qué consiste este tipo de relación?

Aquí venimos a lo que venimos...

¿Te apetece eso de tener un amigo/a con el que echar un polvo de vez en cuando, pero tienes tus dudas?

¡Normal! Hablamos de una zona que puede ser complicada: una en la que hay amistad, pero también sexo...

Seguramente por eso hayas llegado hasta aquí; porque quieres saber un poco más sobre qué supone eso de ser "amigos con derecho a roce", ¿a que sí?

Pues nada, aquí estamos para servirte.

Ellas no buscan amistad, ¡sino echarte un polvo!

Sigue leyendo y te contaremos todo lo que tienes que saber para decidir si estás buscando una relación de este tipo.

¡Vamos al lío!

En este artículo aprenderás:

    ¿Qué significa ser "Amigos con derecho a roce"?

    ¿Qué significa ser "Amigos con derecho a roce"?

    Pues sí, el nombre ya lo dice todo: se trata de un tipo de amistad en el que se puede ir más allá... Concretamente, a la cama 🙂

    ¿Amigos desde hace poco entre los que hay "química" sexual?

    ¿O amigos que, con el tiempo, han descubierto que la confianza que tienen les puede permitir incluso tener sexo sin problemas?

    Pues lo cierto es que hay de todo.

    El tipo de amistad que se tuviera previamente puede condicionar bastante a la relación que se tenga después como "follamigos", o no...

    Se trata de un tema bastante relativo. Sin embargo, hay algunos condicionantes que más o menos suelen influir en este tipo de relaciones de amigos con derecho a roce...

    Vamos a verlos, porque a veces vas buscando hacer amigos online, y la cosa pasa a mayores casi sin darte cuenta...

    ¡Comienza a conocer amigas con derecho AHORA mismo!

    8 Factores que condicionan los límites de la relación "amigos con derecho a roce"

    No existen reglas infalibles sobre cómo llevar una relación de amigos con derecho a roce.

    Pero lo dicho: sí hay algunas cosas que pueden ser determinantes a la hora de tener un "follamigo".

    Sin más misterios, vamos a ver de qué se trata:

    1. Los dos tienen que tenerlo muy claro

    Eso de ser amigos y además poder echar un polvo está tela de bien, pero siempre que los dos lo tengan clarinete.

    Ni la pena ni ninguna otra razón que no sea que a los dos les apetece, tiene que propiciar una relación de este tipo.

    De hecho, nosotros aconsejamos que ninguno le proponga a otro ser "follamigos" si no ve señales de que a él o ella le puede apetecer también.

    Dar un paso equivocado en este sentido puede crear un ambiente raro (eso si no se crea un malo rollo tremendo).

    2. Si antes no había sentimientos, no debería haberlos ahora

    Para que una amistad con derecho a roce de verdad pueda ir bien, fuera de la cama tiene que seguir siendo eso mismo que era: una relación de amistad.

    Ojo, que si decimos esto es porque precisamente, este es uno de los problemas que se presenta a menudo cuando dos amigos deciden "darse calorcito": que uno de ellos confunde las cosas.

    Si fueran los dos mira qué bien... De la cama al sofá con mantita, peli y arrumacos.

    La cuestión es que es habitual que solo le pase a uno.

    Además, si hay sentimientos de por medio, el que los tiene puede hacerse muchísimo daño si el otro empieza a salir con otra persona...Y más si la cosa va en serio, y por eso decide que se terminaron los kikis amistosos...

    3. Sinceridad ante todo

    Sinceridad ante todo

    Esto no hay ni que dudarlo: lo de ser amigos con derechos no puede salir bien si no hay honestidad de por medio, tanto con uno mismo como con el otro.

    Por ejemplo, si en algún momento se deja de estar a gusto en esta situación, no hay que tener ninguna duda en reconocérselo a uno mismo primero, y a la otra persona después.

    Y si se nota que los sentimientos hacia el otro están cambiando, lo más prudente es replantearse las cosas.

    Si la otra persona no está sintiendo lo mismo, quizás lo más prudente sea cortar por lo sano con lo que a la cama se refiere, para que la cosa no vaya a más.

    4. Mejor si ambos están solteros

    Sí, por favor, porque si no estamos hablando no de "follamigos" sino de otra cosa muy distinta: de ese amigo/a con el que le estás poniendo los cuernos a tu pareja.

    Pongámonos en el caso de que se entera, e incluso decide perdonarte, ¿pero en serio crees que te dejará mantener esa amistad?

    Para según qué cosas, un amigo no es la persona más adecuada.

    5. Hay que saber cuáles son las normas del juego

    A la hora de mantener una relación de amigos con derechos, las reglas tienen que estar muy claras y ni que decir tiene, ser de muto acuerdo.

    En este sentido nadie más tiene nada que decir, solo las dos personas que libremente deciden tener sexo. Tan solo ellos tienen que establecer los límites de su relación, que deben ser los que a ellos más les convengan y mejor les hagan sentir.

    ¿De qué tipo de normas hablamos?

    Pues de con qué frecuencia tener esos encuentros sexuales, de si se pueden mantener relaciones de este tipo al mismo tiempo con otra persona...Cosas como estas...

    6. ¡Nada de celos!

    Ya hemos dicho que para ser amigos con derecho a roce, los sentimientos se tienen que intentar dejar a un lado. Razón de más para ni siquiera tener celos.

    Antes hemos dicho que se puede establecer si tener relación con otras personas o no; pero en nuestra opinión, esta decisión debe basarse más en lo que se quiere hacer con el propio cuerpo y no en cuestiones sentimentales...

    Porque repitámoslo: esas cosas aquí sobran.

    7. La amistad sigue siendo lo primero

    La amistad sigue siendo lo primero

    Si en algún momento parece que el hecho de estar teniendo sexo está poniendo en peligro la amistad, esta es más importante.

    Piensa que si la amistad se acaba lo va a hacer también la cama; pero si se deja esta a un lado, se puede salvar una relación muy bonita con una persona con la que se ha tenido la confianza suficiente como para incluso llegar a ser amigos con derecho a sexo.

    Además, echar un polvo dura un rato, pero la amistad se mantiene todo el tiempo. Por eso, al menos para nosotros, ante la duda hay que apostar por la amistad siempre.

    8. ¿De amigos con derecho a roce, a algo más? Que sí, que se puede

    A ver, no es lo que se busca cuando una persona se lía con su amigo/a, pero eso no quiere decir que unos amigos con derecho a roce no puedan terminar formando una pareja.

    Si ambos lo tienen claro, ¿por qué no?

    De hecho una pareja que antes ha sido amiga sin duda se conoce bien, por lo que puede ser un tanto a su favor.

    Lo que pasa es que como decíamos, no es lo que se busca. Y seamos realistas: no pasa demasiado.

    Pero en caso de que la chispa de la atracción física encienda la llama del amor, ¡adelante!

    ✅ ¿Por qué debería tener un "follamigo"?

    Cómo llevar una relación de amigos con derecho a roce

    Ya sabes cuáles son los límites, pero igual sigues sin tener claro si te conviene eso de tener un amigo con derecho a roce.

    Nosotros no estamos aquí para convencerte ni nada de eso, pero viéndolo de forma objetiva, lo cierto es que respetando las normas no hay nada que perder.

    Piénsalo por un momento: puedes tener sexo con una persona con la que disfrutas de una confianza que no tendrías con un rollete, y que te conoce muy bien.

    Y sobre todo, vas a tener sexo sin historias sentimentales de por medio y sin tener que comprometerte a nada, pero sabiendo que hay ahí alguien que, cuando te entren ganas...Si también las tiene, no hay que andarse con rodeos...

    ¿Es eso lo que querías? Pues entonces no hay más que hablar, ¿sabes ya quién va a ser tu amigo/a con derecho a roce?

    ❌ ¿Qué desventajas tiene ser "amigos con derechos"?

    Básicamente que está ahí la posibilidad de que uno de los dos empiece a sentir más allá, y el otro no.

    De hecho ya lo dicen: el roce hace el cariño.

    Entonces, que alguien termine enamorándose, no solo es posible sino que no es nada descabellado.

    El truco quizás esté en buscar a un amigo/a que se sepa que no es nada enamoradizo, o que está pasando por un momento de su vida en que tiene más que claro que no quiere saber nada de relaciones de pareja.

    Que sí, que ya sabemos que no se puede decir tan fácil "de este agua no beberé", pero es que hay personas más que predispuestas a "beber de ciertas aguas".

    Así que si por lo menos a estas las evitamos, pues sinceramente mejor.

    ¿Vale buscar una amistad con derecho a roce por Internet?

    Amigas con derechos

    ¡Pues claro! En las aplicaciones para ligar hay un montón de gente que precisamente lo que busca es algo así: alguien con quien poderse ir a la cama, pero también al cine, a pasar un fin de semana por ahí...

    Vale, que no vas a tener las ventajas que supone conocer a una persona desde hace unos años...

    Pero también es emocionante ir descubriendo a esa persona poco a poco...

    Eso sí, advertido quedas: si te buscas a un amigo/a con derecho a roce de nuevas, las posibilidades de que alguien se enamore se disparan...

    Porque seamos realistas: amigos desde hace poco+ sexo...

    Puede ser, pero si lo piensas huele más a rollete 😉

    Así que...Tú decides 🙂

    En fin Serafín...

    Que si lo tienes claro, no dudes en echarle la caña a esa persona con la que tienes una amistad especial y crees que también quiere pasar a la acción, o en buscar a una persona para ser amigos con derechos.

    Y oye, que si no terminas de verlo, hay un montón de páginas de Internet donde buscarte simplemente a alguien con quien pasar un buen rato y si te he visto ni me acuerdo.

    Entra en este post si quieres saber cuáles son las mejores 👇

    17 Mejores Apps y páginas para follar gratis y tener sexo online

    * Imágenes by Pexels y Unplash

    También te puede interesar:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para asegurar una mejor experiencia cuando navegues por nuestra página web. + Info